Niños y niñas Salud

¡Influencia de la salud bucal en la calidad de vida de nuestros pequeños!

Suele ser motivo de inquietud el momento en que se debe llevar a los niños a su primera visita al dentista. En la actualidad se recomienda que la primera visita sea cerca de la salida del primer diente, alrededor de los 6 meses. Sin, embargo desde el embarazo es importante que la madre visite a su dentista periódicamente y lleve una dieta saludable en beneficio del buen desarrollo de su bebé, considerando que los dientes empiezan a formarse desde el segundo mes de embarazo y que una inadecuada salud oral en el embarazo se ha asociado al riesgo de partos prematuros.

¿Porque es tan importante que los niños visiten el dentista?

Con esta primera visita buscamos, entre otras cosas, prevenir lesiones de caries y/o enfermedades gingivales. Dichas enfermedades, de no ser tratadas, pueden provocar dolor, inflamación, malestar general; lo cual se podrá manifestar como incapacidad de comer, perdida de sueño, ausentismo escolar, irritabilidad y, en algunos casos, hospitalización. La OMS (Organización Mundial de la Salud) considera que la presencia de, al menos, una lesión de caries en niños de 0 a 36 meses es una condición grave que afecta de manera negativa su calidad de vida.

¿Qué debemos esperar en su primera visita?

En su primer chequeo con el odontopediatra se le orientará sobre medidas de higienización adecuadas, uso de bobos o chupetes y biberones, se indicará crema dental fluorada según la necesidad del bebé y discutirán los beneficios de una alimentación balanceada. El odontopediatra realizará un examen para verificar la condición actual, prever problemas futuros y dar instrucciones individualizadas.

Consejos de primera visita al dentista:

  • Se recomienda llevar el cepillo y crema dental en caso de estar utilizándolo.
  • Permítele saber al niño hacia dónde van, comentarle lo que se realizará, por ej: contar sus dientes y cepillarlos.

Que debemos evitar:

  • No transmitas tus propios temores.
  • No les amenaces con ir al dentista por castigo.

Alrededor de los 2 años los niños completan su dentadura temporal o de leche. Estos dientes temporales son imprescindibles para una buena masticación, mantener el espacio y guiar los dientes permanentes, para la articulación correcta de las palabras y por estética. Les sorprendería la cantidad de niños que no muestran sus dientes al sonreír porque consideran que están feos.

Recordemos que del mismo modo en que durante el embarazo los padres eligen un buen pediatra para el cuidado de la salud general de su bebé; es necesario que identifiquen, en esta etapa, a un odontopediatra en busca de asegurar una buena calidad de vida desde su salud bucal.

Dra. Raysa Álvarez

Odontopediatra

Renova Dens Clinica Dental

809-621-4989 / 829-726-8160

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer