Decoración

El secreto para una decoración a otro nivel

La crisis sanitaria mundial que estamos viviendo causa que estemos obligados a permanecer en casa por mucho tiempo, como consecuencia, no solo apreciamos más cada detalle a nuestro alrededor, sino que queremos darle el uso correcto a cada rincón de nuestro hogar.

La iluminación en el diseño juega un papel crucial por la funcionalidad que nos ofrece, por tanto, es el secreto más importante a la hora de resaltar y brindar estética a nuestros espacios.

Por medio a la luz nos percatamos de los objetos y formas que conforman nuestro ambiente; además, nos ayuda a valorar mejor la cromática y diseño, y similarmente, influye en nuestro estado de ánimo. 

En este artículo, encontrarás algunos consejos de cómo usar la luz para sacar partido a tu decoración, y los conceptos que debes manejar para su uso correcto.

Lámpara y luminaria

Cuando hacemos mención del término lámpara nos hacemos la idea de que es todo aquello que tiene luz artificial, y no es del todo correcto. La lámpara hace referencia a objetos en los cuales se produce luz artificialmente, por ejemplo la bombilla. Mientras que las luminarias, son los aparatos de alumbrado por el cual se emite y se filtra la luz, mediante una o varias lámparas. El objetivo de la luminaria es tener todo lo necesario para el soporte, fijación y protección de la misma.

Dentro de este orden de ideas, la estética de las luminarias tienen el papel de proporcionarnos diferentes tipos de alumbrado, tales como:

  • Directa, semi-directa
  • General-difusa
  • Directa-indirecta
  • Semi-indirecta e indirecta.

Va a depender siempre del espacio que estemos diseñando, y el tipo de iluminación que se adapte mejor a él.

Algunos trucos para resaltar sus espacios usando luminosidad:

  • Toma en cuenta la ubicación y utiliza los elementos correctos.
  • La luz de la sala nunca debe deslumbrar, y debes tomar en cuenta las sombras; es mejor que no estén.
  • Juega con la iluminación y mezcla varios tipos de luz, esto ayuda a recalcar y ocultar la presencia de objetos. 
  • Usa apliques de pared y alumbra bien las zonas de paso.  
  • Evita a toda costa, la superabundancia de luz, nada en exceso es bueno y menos si tiene consecuencia en nuestra salud. Esto nos puede ocasionar dolor de cabeza e insomnio.

Toma en cuenta que la forma de la lámpara y como emite la luz afectará tu decoración, por lo que es importante, que puedas identificar correctamente cada una. A continuación, te daremos unos breves consejos para ello:

  • Luz cálida: Tonos amarillentos. Aporta calidez y crea ambientes muy acogedores, ideal para decoraciones más convencionales.
  • Luz fría: Tonos blancos azulados. Usualmente utilizada en clínicas y hospitales.
  • Luz neutra: Es el término medio de las dos anteriores. Es muy utilizada actualmente por su sensación de limpieza y la alta intensidad que ofrece.

Atrévete a utilizar la luminotecnia como una excusa perfecta para darle un toque personal a tus ambientes, y crear espacios distintos. Auxíliate en luminarias tipo: de pie, de mesa, de techo, incrustadas en la pared e incluso candoluminiscencia (mejor conocida como lámpara de gas o candelabro), y, sobre todo, deja volar tu imaginación. 

Katherine Peralta Mendoza 

Diseñadora de Interiores

interiordesign.kpm@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer