Salud

COMO MANEJAR LA ANSIEDAD Y EL MIEDO

¿En qué consiste la ansiedad y el miedo? ¿Que los diferencia?

Antes de definir la ansiedad como enfermedad, es necesario realizar algunas precisiones sobre la ansiedad en general. Ésta constituye un aspecto normal del funcionamiento de los seres humanos, todo el mundo experimenta ansiedad, que se caracteriza la mayoría de las veces por una sensación de aprensión difusa, desagradable y vaga, a menudo acompañada de síntomas vegetativos como cefalea, diaforesis, taquicardia, opresión torácica, malestar epigástrico e inquietud, y que se manifiesta por estar sometido a estresores de forma constante.

La ansiedad es una señal de alerta; advierte de un peligro inminente y permite al individuo adoptar medidas para afrontar una amenaza. El miedo es un estado emocional desagradable que consiste en cambios psicofisiológicos en respuesta a una amenaza o un peligro real. Tanto la ansiedad como el miedo son señales de alerta y actúan como advertencia de una amenaza interna y externa.

Es difícil diferenciar la ansiedad del miedo, debido a que, las reacciones fisiológicas son prácticamente las mismas, y en numerosas ocasiones se solapan las dos sensaciones. Podemos considerar que en el miedo “normal”, la causa es, en general conocida, y la respuesta es adecuada a esta causa, mientras que en la ansiedad la respuesta es más exagerada y las causas no siempre son conocidas de antemano. No obstante, en muchas ocasiones es prácticamente imposible discriminarlas.

¿Cómo identificar que está padeciendo de un trastorno de ansiedad?

  • Cuando tenemos una preocupación excesiva sobre acontecimientos o actividades que ocurren la mayor parte de los días y se prolonga como mínimo por 6 meses.
  • La preocupación es difícil de controlar y se asocia con al menos tres de los siguientes signos o síntomas: inquietud o impaciencia, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular, alteraciones del sueño y del patrón alimentario, palpitaciones, diarrea, taquicardia, temblores, vértigos o mareos, epigastralgia, midriasis.
  • La ansiedad y preocupación causan malestar significativo e interfieren en la rutina diaria del individuo, sus relaciones laborales o académicas o en su vida social

¿Qué técnicas podemos utilizar para que nos ayude a superar este trastorno?

Los dos tratamientos más efectivos son el tratamiento farmacológico y la terapia cognitivo conductual, que le ayuda a enfocarse en el presente y crear un pensamiento positivo. Se suman a estas, la terapia de relajación aplicada, entrenamiento respiratorio (se enseña el control de las reacciones) y la terapia familiar, que tienen como objetivo crear la empatía con la persona que está sufriendo de esta enfermedad.

¿Tiene cura o viviré con esto toda la vida?

Todas las enfermedades tienes tres factores que predisponen a sufrir o no de una enfermedad, estos son los factores biológicos, psicológicos y sociales, que dependiendo que factor se vea afectado y haya provocado la enfermedad se sabrá el pronóstico de la misma. Un buen tratamiento logra un control de la enfermedad, permitiendo ser evaluado cada caso para determinar la necesidad o no, de continuar con las visitas periódicas a su psiquiatra y terapeuta.

Situaciones que pueden agravar la ansiedad y el miedo

Hay diversas situaciones que pueden ser los detonantes para generar una crisis de ansiedad cada paciente de acuerdo a su pensamiento o estresor desencadenante está expuesto a presentar una crisis, pero lo importante en estos casos, es conocer los síntomas. Disminuyendo el temor hacia ellos, saber en qué momento estas más propenso a sentir ansiedad, recordar que serán más intensos los síntomas en algunos momentos, pero volverán a disminuir. Conoce a tiempo cada síntoma y será más fácil contrarrestar el malestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

footer