Origen de las tarjetas de crédito

¿Cómo fuera la vida sin esos ‘chelitos’ prestados mediante el plástico que otorga el banco?

Las tarjetas de crédito se inventaron a principios del siglo XX, específicamente en 1914, por la empresa Western, la cual era otorgada a un selecto grupo de clientes y tenían una línea de crédito sin ningún tipo de cargo.

Ya para finales de los 40, las empresas tenían sus propias tarjetas de crédito, con validez en los propios establecimientos, esto servía como método para atraer a los clientes y facilitar las compras mediante el crédito. Un ejemplo de ello fue la tarjeta del General Petroleum Corporation, emitida con el objetivo de que sus clientes compraran gasolina.

Empero, la tarjeta de crédito tal cual como se conoce actualmente fue concebida fruto de la casualidad en el restaurante Major’s Cabin Grill en la ciudad de Nueva York, en 1949.

Fue durante una cena en aquel restaurante donde se encontraban Frank X. MacNamara, de la Hamilton Credit Corporation; Ralph Sneider, abogado de MacNamara y Alfred Bloomigdale. Durante la cena los socios hablaron sobre los problemas crediticios que poseía uno de los clientes de MacNara, quien debido a su deseo de ayudar a sus vecinos con sus problemas económicos cedió sus tarjetas de crédito de diferentes establecimientos y a causa de eso había contraído deudas que no podía enfrentar, por lo que acudió a la compañía de MacNamara.

Esa misma noche al tratar de pagar la cena Frank MacNamara descubrió que olvidó el dinero en casa y tuvo que llamar a su esposa para que acudiera con el dinero, tras esta situación decidió no volver a pasar por lo mismo y creó un sistema personal y seguro de pago a crédito que pudiera ser utilizado en todos los establecimientos, surgió la Diner’s Club, fundada por los tres socios que se encontraban en aquella cena.

En sus inicios la Diner’s Club carecía de trascendencia, pues solo era aceptada en 14 restaurantes neoyorquinos y 200 personas la poseían, en su mayoría amigos y conocidos de los socios. Sin embargo, para finales de los años 50 más de 20.000 personas ya utilizaban la tarjeta y los lugares que la aceptaban iban en crecimiento.

Con su éxito, la Diner’s Club hizo que las entidades bancarias en los Estados Unidos empezaran a emitir tarjetas de crédito que se podían utilizar en diversos establecimientos. Las primeras fueron lanzadas por el Bank of América con la Bank Americard, el banco más importante del estado de California, y la tarjeta American Express.

Mientras que, para 1965 el Bank of América llegó a acuerdos con grupos bancarios fuera de California para que emitieran la Bank Americard y desistir de sus propios sistemas. Entretanto, otros bancos se unieron para formar la Master Charge, que luego pasaría a ser MasterCard, y para finales de la década, más de 1.400 ofrecían una u otra tarjeta en Estados Unidos.

Con la renuncia en 1977 del Bank of América a la gestión de la Americard, la tarjeta fue llevada por una corporación de diferentes bancos, los cuales decidieron que no era lógico que la tarjeta llevara el nombre de un solo banco y es cuando se le cambia el nombre a Visa.

Con el pasar de los años las tarjetas de crédito han evolucionado tanto al punto de que con ellas se puede comprar en todas partes del mundo, no solo personalmente también con un clic a través de un computador, donde sea y en la moneda que prefieras.

Tweets