Los “Street Food” dominicano: su encanto y variedad.

Una variedad de opciones se encuentran en las calles de la República Dominicana, donde la harina y el aceite son los protagonistas al momento de satisfacer los gustos gastronómicos de su gente.

En una esquina de un barrio popular de Santo Domingo, es común la presencia de un puesto de comida rápida, pero con sus propias particularidades. Su local es un carrito de metal que tiene disponible un espacio para preparar los alimentos, un caldero para cocinarlos y una bandeja donde colocar el producto final.

Esta es la típica imagen del puesto ambulante de comida callejera de la República Dominicana, ofreciendo a los interesados bocadillos rápidos y característicos de la cultura gastronómica de este país.

Estos establecimientos se han convertido en el sustento de muchas familias y un ingreso adicional para quienes el sueldo no les alcanza. Además, de que, a pesar de la oferta, la demanda siempre está buscando donde degustar el auténtico sabor.

Las empanadas, una fina masa de harina rellena de diferentes ingredientes; el chimi, el sándwich dominicano, compuesto por pan, carne hecha a la parrilla, tomate verde, repollo, zanahoria y cebolla, y las frituras, una mezcla de embutidos y víveres que se fríen y venden delante de los comensales, forman parte del menú tradicional de estos negocios.

La comida callejera ha poblado las calles con pintorescos espacios que abren el apetito de cualquier persona. Pero como todo, ha evolucionado y se han sumado chefs que no cuentan con los recursos suficientes para abrir un restaurante, dándole un giro de 180 grados a la típica carta urbana.

Dentro de los platos más populares y favoritos en estos puestos de comida, se encuentran:

1. Las Yaroas: rica combinación de papas fritas o plátano maduro servidos con una capa de carne de res o pollo, queso, kétchup y mayonesa. Este se ha convertido en una de las opciones favoritas de quienes tienen un apetito voraz.

2. Las empanadas: existen puestos que se dedican exclusivamente a vender empanadillas. Y es que por precio (de 15 a 100 pesos) y su delicioso sabor son la principal alternativa al momento de buscar comida callejera. Suelen estar rellenas de queso, pollo, jamón y queso, salsa pizza, carne de res, vegetales, y, además, de mariscos.

3. Chimis: esta opción brinda a sus clientes la oportunidad de disfrutar de las hamburguesas al estilo dominicano. Con la inclusión de especialistas en culinaria este plato ha integrado ingredientes como el tocino y hongos. Lo tradicional es ver repollo y zanahoria ralladas mezclados con vinagre y aderezado con kétchup, mostaza, queso derretido y mayonesa.

4. Las frituras: en estos carritos se encuentra de todo: salami, jamón, salchichas, longaniza y pollo frito; chicharrones, plátano frito o tostones y pasta. Pero eso no es todo, también se encuentra yuca encebollada y guineos verdes hervidos. Esta es la opción más grasienta, pero la más demandada por los trabajadores dominicanos, en especial aquellos que se dedican a la construcción.

5. Los FoodTrucks: llamados “los Gourmet de la calle”. En pocos años, los carros o guaguas ambulantes ha tomado las principales ciudades de la República Dominicana para brindar una gran variedad de platos tradicionales y de la alta cocina adaptada por chefs.

A pesar de que han cambiado la modalidad, ahora utilizan vehículos de motor, la tradición de la comida callejera dominicana ha permitido que los FoodTrucks se mezclen con otras opciones existentes en el país.

En estos puestos ambulantes, además de una rica comida, han incluido elementos decorativos y atractivos que le hacen honor a su nombre o estilo gastronómico. En su mayoría, son negocios de chefs que no han conseguido el capital necesario para comenzar un restaurante y se han auxiliado de este estilo, más económico y demandante.

En su menú incluyen bocadillos variados que van desde Chimi hasta camarones al ajillo. Su popularidad también está ligada a su especialidad en el tipo de comida, por ejemplo en chicharrones, como es el caso del FoodTruck “La esquina del Chicharrón”, donde se pueden encontrar cerdo fresco, preparado en Mofongo.

En Santo Domingo, uno de los puntos de encuentro populares de carros de comida es la Avenida Gustavo Mejía Ricart, donde tienen un espacio disponible para que los consumidores puedan pasar un momento agradable y tranquilo, degustando su plato preferido.

Entre la diversidad disponible, para los amantes de la comida libanesa está el Foodtruck Fahfoud, que en su menú incluye quipe y Shawardog. El chef Cuni ha preparado una carta a base de yaniqueques en El YaniTruck, que contiene hasta hamburguesa.

La comida callejera siempre tendrá su encanto y los amantes del buen comer han aprendido a mezclar las visitas a restaurantes y también a puestos ambulantes.

Tweets